El rol de la Banca Etica en los Emprendimientos Sociales

Como alternativa a la “banca tradicional” que opera con un único objetivo, el económico, existe la Banca Ética que hace compatible la rentabilidad económica con el respeto de los derechos humanos y el medio ambiente. De esta forma, la Banca Etica invierte únicamente en proyectos con valor añadido para la sociedad desde el punto de vista social, medioambiental, cultural, educativo, etc. facilitando a sus clientes que puedan saber dónde se invierten sus ahorros.

 

Con la aparición de la Banca Ética surge un nuevo sistema financiero con el que podemos ahorrar e invertir, buscando un triple beneficio: social, medioambiental y económico. Los 5 principios que podemos situar en la base de las finanzas éticas que deben estar presentes en cualquier proyecto bancario ético son los siguientes:

 

PRINCIPIO DE ÉTICA APLICADA: La ética como un proceso de reflexión permanente en la aplicación de los criterios de inversión y concesión de créditos.

 

PRINCIPIO DE COHERENCIA: Utilizar el dinero de forma coherente con nuestros valores.

 

PRINCIPIO DE PARTICIPACIÓN: La toma de decisiones tiene lugar de forma democrática. No se trata sólo de que los socios voten, sino que tienen que poder participar en la definición de las políticas básicas de la entidad.

 

PRINCIPIO DE TRANSPARENCIA: Es necesario ofrecer información regular y pública de todas las actividades y sus consecuencias.

 

PRINCIPIO DE IMPLICACIÓN: Las entidades de financiamiento ético tienen que ir más allá de los criterios negativos y tienen que definir su política de inversión siguiendo criterios positivos para poder transformar la sociedad.

 

Estos principios tienen que estar presentes en todas y cada una de las actividades de la entidad financiera ética. Una entidad financiera ética tiene que ser ética a todos los niveles.

 

En Chile, desde el año 2014 se ha venido gestando un proyecto bancario ético que está en construcción a través de a plataforma de crowdfunding conocida con el nombre de Doble Impacto. De esta manera muchos proyectos que no tenían cabida en la banca tradicional han encontrado un espacio donde poder financiarse.

 

Recientemente uno de sus representantes en el directorio, Gerardo Wijnant, entrego sus impresiones de este proyecto bancario en construcción a través de una entrevista en la Revista de la Banca Ética en Chile. Ver entrevista en el siguiente link.